Mi trabajo e Indira

En mi trabajo éstas últimas dos semanas me han dejado exhausto. Ya vamos para 50 horas de reuniones de trabajo en las que hemos estado planeando la estrategia educativa para el ciclo escolar 2007-2008. Reuniones en las que he aprendido una infinidad de cosas acerca de políticas educativas nacionales y estatales, procesos de seguimiento y evaluación de programas educativos, elementos de desarrollo escolar, desarrollo profesional y fortalecimiento curricular. A pesar de que no soy coordinador de alguna dirección -solo coordino un programa- me da gusto darme cuenta que me toman en serio, han valorado muchas de mis opiniones y, como ya lo mencioné, me he impregnado de una gran cantidad de conocimientos.

Así como he pasado días en los que a las 3 de la tarde ya estoy fuera de mi trabajo también los hay -como los últimos 15- en los que hasta las 6 de la tarde veo el cielo nuevamente después de mi llegada a las 9 de la mañana. Todo esto me ha cansado, pero no puedo quejarme, sigo trabajando en lo que me gusta, lo disfruto a pesar de todo.

El viernes de la semana pasada llegó mi nueva PC de escritorio en mi trabajo, una Dell Optiplex con procesador Intel Core Duo, 1 GB en RAM, tarjeta aceleradora de gráficos de 256 MB, quemadora de DVD, etc., etc., etc. en resumen: una muy buena computadora de $17,500 pesos, que a mí, me salió gratis. Y mi jefe, a manera de regalo, me pasó una pantalla plana LCD de 17 pulgadas ;) jajaja. Con esta nueva PC las cosas se alivianan un poco, ya puedo tener ejecutándose sin problemas el Access controlando alguna base de datos, el Visual Studio ejecutando alguna rutinita para pegar RFC, niveles, claves, etc., de una base a otra, el CorelDraw ( por aquello de las convocatorias ), el infaltable Windows Live Messenger y su fiel acompañante Winamp... y de fondo, el Windows Vista Ultimate en su subversión Lite.

Aún no monto ninguna distrubución de Linux en esta PC, quiero probar la nueva versión de Slackware, si no me convence le instalaré Fedora o Ubuntu, para variar.

Hasta hace algunas semanas estaba contento, me sentía bien en todos mis aspectos: laboral, familiar, hacia mis amigos e internamente... pero de pronto sentí que algo me faltaba, sí, ese algo era la parte sentimental. Ya me estaba cansando de andar con X o Y chava, gente hueca, sin un propósito en la vida además del de salir en fotos, ir a fiestas o disfrutar de cosas estúpidas, vanales. Pero Indira llegó a mi vida, suena cursi, lo sé, pero cambió todo en tres días, tres únicos días. Ahora, tras 15 días de conocerla y de tenerla a mia lado, me siento completo nuevamente, es la figurita de tetris que me hacía falta. Te adoro hermosa!.

2 comentarios :

  maggie

9 de julio de 2007, 10:38

que bonito!!!!!!

pues a trabajar compañero, no queda otra!!! bezaso!!!!

  Pogo

10 de julio de 2007, 20:12

;)