Los 10 tipos de programadores de software

Gandalf

Esta persona es como Gandalf de El Señor de los Anillos. Tiene barba hasta las rodillas, gorro y suele llevar capa. Afortunadamente para todos, este personaje trabaja casi tanto como la magia que hace Gandalf, por desgracia, se tira el día contando batallitas. Suelen dejarlo en segundo plano y no tirar de él si no es imprescindible.

El mártir

En cualquier trabajo se le llamaría adicto al trabajo o workaholic, pero en este mundillo lo lleva a una nueva dimensión. Los adictos al trabajo al menos van a casa a ducharse y dormir. El mártir se enorgullece de dormir en la oficina entre cajas de pizza. La pega es que nadie le pidió que trabajase así. Y encima hace al resto sentirse culpables con frases del tipo " Ve a casa y disfruta de tu cena. Yo acabaré el código para mañana "

Fan

Este tipo te acorralará y te soltará un discurso de tres horas sobre la increíble superioridad técnica de Bola de Dragón sobre Gundam Wing o de las ventajas de la PS3 sobre la XBox 360. Llena su sitio de todo tipo de posters y frikadas importadas de Japón. Está tan empecinado en su obsesión que no sabe trabajar.

El abuelo

Este cuarentón es un deshecho de los 80 en todas sus dimensiones, viste en plan ochentero y tararea Def Leppard y Bon Jovi todo el día. Es un cachondo mental y tiene toda la experiencia del mundo pero nunca creció. Es duro trabajar con alguien que intenta vivir el estilo Rock n' Roll y llega diario crudo al trabajo.

El ninja

Es el mejor de tu equipo, pero nadie lo conoce. Como los legendarios asesinos, no sabes ni que está vivo ni que trabaja, pero encuentras las pruebas por la mañana. Abres el CVS y ves que a las 4 de la mañana, el Ninja subió un código que resuelve el error que preveías que te iba a llevar toda la semana. Mientras tú ibas de reuniones, el ninja trabajaba. Puede que no conozcas su nombre, pero los proyectos en que está van como la seda. Lo malo que tiene es que es solitario.

El teórico

El teórico es una persona que sabe todo lo que se puede llegar a saber de programación. Puede dar clases de cualquier lenguaje de programación por oscuro que sea y puede hacer un análisis de por qué tu código es subóptimo, tardando 3 nanosegundos en ejecutarse, cuando podría ser más rápido. Lo malo es que no tiene ni idea de desarrollo. Su código es perfecto e ilegible. Su mayor problema es que se distrae. Algo que se puede resolver en una hora, puede llevarle meses si decide que las herramientas actuales no le valen y tiene que crear otras.

El cowboy

Es una fuerza de la naturaleza que no puede pararse. Es un buen programador que saca trabajo dos o tres veces más rápido que cualquier otro. El problema es que su velocidad viene de atajar. El CVS es muy lento, sacar datos a archivos de configuración es aburrido, explicar lo que hace es dificilísimo... Su código suele ser un claro ejemplo de cómo no hacer las cosas, pero milagrosamente funciona. Son excepcionales en proyectos en que cumplir las fechas es más importante que hacer las cosas bien. No es si no la versión ruidosa del ninja. El ninja es sigiloso y preciso. El cowboy es ruidoso y resolutivo.

El Boina verde

Seguro que has visto esas películas en que un solo hombre salta en paracaídas por detrás de las líneas enemigas y sale indemne con los planes de batalla. Eso es un boina verde. Es el último cartucho, lo que mandas a un proyecto agonizante. No suelen tener paciencia como para estar en asignaciones a largo plazo y su mayor fuerza es la capacidad de coger código de cualquiera y, en cuestión de segundos, ponerse con él. Dónde tarda horas, o días, otros tardan meses. Puede que nunca llegue a comprender el núcleo del proyecto o la funcionalidad, pero su arranque hace que tenga éxito donde un equipo entero fracasaría

El mediocre

" Aceptable " es lo mejor que vas a obtener de esta persona. Le lleva más tiempo que a nadie producir un código peor que cualquier otro. No es tan malo como para que lo despidan, así que aguanta el tipo. Pueden hablarte horas de sus asignaciones anteriores, pero nada de la actual.

El evangelista

Da igual lo que uses, tecnología, programas... El evangelista está convencido de que se puede mejorar tirándolo todo al cuerno y reemplazándolo por otro entorno. Viene siendo lo contrario que el teórico. Sabe todo lo que hay que saber del proceso de desarrollo, su problema es que acaba haciendo poco desarrollo. Sería un buen coordinador-gestor-gerente, pero aún no ha dado el salto. Hasta entonces hay que aguantar sus intentos de revolucionar la oficina.

Vía Tecnología hecha palabra .

2 comentarios :

  Pako

6 de enero de 2008, 23:14

ke bien k halla "reabierto" el blog...xD...Se incluye en algun tipo programador d esos k c mencionan?

  Pogo

7 de enero de 2008, 12:08

Sí, después de varias semanas de estar peléandome con el diseño del blog ya lo terminé y lo reabrí.

Mmm... ta' difícil catalogarme porque en mi trabajo no me dedico solamente a programar... pero digamos que por la naturaleza de mis funciones podría entrar en una mezcla del Teórico y del Cowboy xD

Saludos, thx por el comment.